dissabte, 22 de gener de 2005

El abismo

Bé, ací hi ha un altra cosa meua encara que no ho faça massa bé....

El abismo

Un día de invierno que estaba el borde de un abismo un tanto artificial, la nieve recorría mi mirada y quemaba los viejos árboles de cera. Las nubes me lloraban, y yo, conteniéndome el secreto del porqué. Mis manos parecían estrellas en el cielo intentando arrastrar los rayos de sol que inundaban mi cara y mis dedos llenos de escarcha enrojecían de vergüenza o tal vez de frío.
Sujetando un cigarrillo que enriquecía la velada con un ambiente aún más frío, se apagaba en la tristeza de aquel suelo blanquecino. Mi boca estaba tan seca como el desierto y no me daba calor. Hice marcha atrás contando las florecillas muertas por aquel camino solitario. Cerré los ojos y al abrirlos seguía en el mismo sitio, un abismo un tanto artificial.

Autora: Nadia
Hecho el día:20.01.2005
Expuesto el día:22.01.2005


1 comentaris :

Amadeu Sanz ha dit...

Nàdia, a tots ens sembla que no és que no ho faces "massa bé…", sinó que, més aviat, ho fas molt bé i ens agrada molt com escrius ;-)
Si em permets un consell, deixa que els "palos" te'ls peguen els altres, no cal que te'ls pegues tu per avançat.