dissabte, 5 de novembre de 2005

Deleitosa tiniebla

Aquest poema és el que llegirem Anna, Lara, Maria Gomis i jo al recital del proper dimecres. Espere que passeu una bona estona llegint-ho i escoltant-ho.


Deleitosa tiniebla

Fue ayer; en la mesa unos vasos
para el vino más noble y unos libros
sobre cuyos autores divagamos.
Todos muertos. Habitantes de la nada primera,
de la más dulce oscuridad.
Mas insistimos sobre ellos,
funesto oficio la lectura tardía,
y además de sus nombres recordamos
algunos versos y las siempre reiteradas
ilusiones. No aprende el poeta
su destino, y una vez más evoca
lo que sabe terrible para su propia vida.
Raza infeliz, flor cuyo perfume no excusa
de la muerte, penuria de unos labios...
Dioses sois, enemigos del hombre
y de su dicha. Engendrados para el sufrir
del hombre.
Yace el poeta entre el miedo y los siglos
que hizo posibles la locura, no contempla
a quienes escienden por la angustia
de la calle hacia su túmulo.
La oración se susurra entre las rocas,
el viento es un clamor entre los álamos
y la fuente teje y desteje los peplos
de los inmortales. Deleitosa tiniebla,
hoja de aquellos días en que os conocisteis,
estigma para el desengaño, cuando el fuego,
prendidas las justicieras teas, se aproxima
al catafalco de laurel y cipreses:
tus labios abrasados porque la vida nace.

Paco Salinas

9 comentaris :

Maria Peris ha dit...

Begonya ja he penjat alguna cosa, perquè després no digues...jeje. Vinga es vem! ;-)

Begonya Mezquita ha dit...

ja ho veig, maria, que fas els deures :P
ara quan passem la setmana d'homenatge a Paco, a veure si reprenem l'activitat "normal" de versos, lectures, blog, etc. Queda pendent anar al teatre Micalet, do you remember?

Amadeu Sanz ha dit...

Hola xiques :)
He afegit el nom de Paco al final, perquè podia haver-hi gent que no en conegués l'autor.
Sou unes màquines:P

Begonya Mezquita ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.
Maria Peris ha dit...

Si Begonya, si que ho recorde. Gràcies Amadeu per corregir i perfeccionar jeje. ;-)

Anònim ha dit...

Al seu lloc,
riu de pedra,
hi són els molins
i el record,
sense morir.

Begonya Mezquita ha dit...

que bonic és això que has deixat escrit en aquest raconet amagat, sigues qui sigues...

Anònim ha dit...

Cada glop de vida
que m'empasse
sap, saborós,
a tu.

Begonya Mezquita ha dit...

:)